Varios de los planteamientos actuales y preocupaciones ambientales buscan que cada vez al momento de la construcción se realicen menores cantidades emitidas de CO2, ya sea por materiales o las maquinarias para llevar esta actividad humana a cabo.

Se han construido viviendas con ayuda de esta planta, que según
 el doctor Mike Lawrence, hará que la construcción que tenga esta planta sea respirable.

Se centra en el uso del Cáñamo, planta que al parecer crece de forma rápida y que junto con cal, puede funcionar como aglutinante.

“Las paredes son transpirables y actúan como una especie de sistema pasivo de aire acondicionado, lo que significa que la humedad interna se mantiene constante y la calidad del aire dentro de la casa es muy bueno. El edificio es muy eficiente térmicamente y la temperatura dentro se mantiene bastante constante.”, comenta Mike Lawrence.

Aún utilizado de forma experimental, se afirma que ya hay pequeñas propiedades construidas aunque se desconoce la construcción de más de un piso o segundas plantas con el uso del cáñamo a pesar de su adaptabilidad en uso para cualquier parte de la estructura.

“El cáñamo crece muy rápido y solo se necesita el área de un campo de rugby para, en tres meses, tener la cantidad suficiente para construir una casa de tres dormitorios”, aclaró el investigador.

“Cada parte del cáñamo puede ser usada para algo, así que no hay desperdicios: la parte leñosa del tronco se utiliza para la construcción, con las fibras se pueden hacer paneles de automóviles, ropa o papel, y las semillas se pueden utilizar como alimento o aceite. Así que es un muy eficiente y es un material renovable.”

Contenido relacionado:   Recuperación por demanda

-En Alambres y Refuerzos nos esforzamos por mantenerle informado acerca de las tendencias e investigaciones en materiales de construcción. –

Fuente: elcorreodelsol.com