Al hablar del tema, el vocero de Altos Hornos de México, Francisco Orduña Mangiola, señaló que respecto a la situación de los trabajadores de la siderúrgica pueden estar tranquilos, grabar que no se les ha fallado en ninguna quincena y no se ha despedido a nadie, se mantiene una plantilla de 19 mil trabajadores.

Cualquiera que sea la negociación, abundó Orduña, sus derechos están garantizados, no tienen que tener ningún temor a nada, “ninguna empresa va a comprar o asociarse para destruir Altos Hornos de México, al contrario para aprovechar sus capacidades y posiblemente hacerla crecer”.

Reconoció que los trabajadores se han adaptado a las circunstancias y han sido solidarios con la situación por la que atraviesa la empresa, como lo han sido también los proveedores.

“Es una situación compleja, nos hicieron un daño muy grande con las acusaciones infundadas del año pasado, por el proceso judicial contra el Licenciado Ancira, y realmente no hemos logrado recuperarnos de ese impacto”, señaló.

Y dijo: “Veníamos bastante bien en diciembre, recuperando terreno, habíamos empezado ya a ponernos al día con los proveedores, en diciembre tuvimos que pagar más de mil millones de pesos en derechos laborales, eso nos estancó nuevamente, y nos encontramos con el peor enero que haya vislumbrado nadie “.

Explicado Orduña: no es un secreto que la economía está en ceros, está parada, eso significa menos consumo, la construcción está absolutamente parada en el país, eso significa que no se vende acero, estamos produciendo menos del 50% de lo normal, eso significa menos ingresos, obviamente, y eso nos ha complicado la situación y estamos buscando salidas en primer lugar.

Contenido relacionado:   Concreto de colores

“Estamos haciendo el máximo esfuerzo por mantener la planta trabajando, se han hecho muchos aviones de ahorro, se han hecho aviones de eficiencia, y estamos esperando que haya recuperación, en la medida en que haya inversión pública y que haya inversión privada, que está totalmente detenida por una falta de confianza en las políticas gubernamentales, en la medida que se retome esa confianza, que haya garantías económicas, pues se tendrá que reactivar la economía nacional y en ese momento podremos ver que la demanda de acero aumenta y la empresa podría producir más “, destacó.

Fuente: laprensademonclova.com

Puede interesarle: