Al caerse la demanda de acero en el país, Altos Hornos de México (AHMSA) trabaja a menos del 50 por ciento de su capacidad, mientras se llevan a cabo algunas opciones de capitalización, compra de activos y asociación con otras empresas interesadas, esto según lo confirmó el vocero de la acerera monclovense, Francisco Orduña.


A través del espacio radiofónico de radio, Infonor, del cual es propietario, Francisco Orduña Manguiola sostuvo que la empresa esta en crisis por dos razones: por acusaciones con fines políticos que no tienen sustento y por la caída del mercado nacional a falta de inversión pública y privada ante la desconfianza ocasionada por las políticas públicas.

Después de los efectos de las acusaciones del año pasado contra Alonso Ancira, dijo, la empresa no ha logrado recuperarse de ese impacto, además en diciembre cuando comenzaban a recuperarse tuvieron que enfrentar los compromisos laborales por mas de mil millones de pesos para los poco más de 19 mil trabajadores.
Además de que la economía esta en ceros, hay menos consumo, la construcción sigue parada en el país y por ello no se vende acero, aun así, se trabaja en buscar salida para ponerse al día con los proveedores y se han hecho muchos cambios para lograr ahorro y eficiencia.

Se trabajaba con 2 hornos al 50 por ciento, se tomo la decisión de trabajar solo con el alto horno más grande, incluso de cambio personal de una planta a otra, Añadió que se siguen esperando inversión publica y que se fomente la inversión privada, en la medida que haya garantía se tendrá que reactivar la economía nacional ver que la demanda de acero aumente y así producir mas.

Contenido relacionado:   Inversiones en acero

Sobre la venta de la empresa enfatizo que no se ha vendido, que no esta en venta, pero se analizan muchas opciones para capitalizarla, aunque también parafraseo a Alonso Ancira, presidente del consejo de administración de AHMSA, que si alguien ofrece los 3 mil 500 millones de dólares que vale, bienvenido.

Recordó que AHMSA es una empresa moderna, productiva, hace unos cinco años concluyo el proyecto Fénix con inversión de 2 mil 300 millones de dólares, con lo que ahora producimos nuevos productos, por ejemplo, la placa para barcos de la Marina, para que no tengan que traerla de Suecia o Alemania.

Finalmente destacó que ante la crisis financiera de la acerera han contado con el respaldo de la comunidad regional del centro, carbonífera y norte, donde hay trabajadores y proveedores, estos últimos son una prioridad y esperan regularizar los pagos pendientes con ellos.

Fuente: noticiasdelsoldelalaguna.com.mx

Puede interesarle: