El ser humano ha podido construir sobre agua gracias a su ingenio y con uso de los materiales de construcción adecuados, las estructuras generadas en agua han resistido tiempo y ciudades enteras, sin embargo las mismas construcciones se han visto afectadas por desastres naturales, problemas en las tuberías de la ciudad o por el aumento en el nivel del mar causado por el calentamiento global.

Si bien la tierra original de las construcciones tiene que ver directamente en el soporte de la estructura, han surgido ideas que proponen la generación de construcciones que floten.

Puede interesarle:

Anteriormente, la madera, troncos, acero y materiales de construcción convencionales como mortero han sido utilizados con mayor frecuencia, aunque lo que se propone actualmente es el uso de bambú con forma de cúpulas que presumen de poder ser instaladas para la generación de ciudades acuáticas.

También conocidas como cúpulas geodésicas estas han sido fabricadas a base de plástico que permite que las mismas floten.

Se presume de un precio barato para la construcción de estas, así como el cultivo de los alimentos dentro de la misma estructura.

Todavía sin conocer detalles específicos sobre su capacidad para ser habitada y la resolución de desechos humanos o el tratamiento de agua, ya se han generado prototipos que miden la resistencia, estabilidad y equilibrio en mar abierto.

El uso de bambú en esta estructura da a la estructura por si misma cualidades de ser resistente, amigable con el medio ambiente y ahorros importantes en matenimiento, instalación y en la obtención del mismo material, ya que por ser un material noble y adaptable, sus usos no se detienen a la industria de la construcción.

Contenido relacionado:   La construcción de túneles

-En Alambres y Refuerzos nos esforzamos por darle a conocer las tendencias en materiales de construcción. –