fbpx

Oferta e Incertidumbre

Los precios de las bobinas laminadas en caliente (BLC) de los EE. UU. siguieron bajando durante la última semana en medio del exceso de oferta, la incertidumbre en los mercados y la continua reducción de existencias, informó la agencia Argus.

El índice nacional BLC de Argus en los EE. UU. cayó en $ 29.50 por tonelada corta ($ 32.51/tm) en la semana a $ 535.50/tc ($ 590.29/tm) ex fábrica en el Medio Oeste ayer martes 18 de junio.

El precio calculado por la agencia Platts se ubicó ayer en $ 533.25/tc ($ 587.81/tm)

Los plazos de entrega se redujeron a 2-3 semanas a medida que los centros de servicio continúan moderando sus compras con la expectativa de que los precios continuarán cayendo. Se habla de que se están realizando acuerdos de gran tonelaje alrededor de $ 500/tc ($ 551.15/tm)y menos, aunque aún no se han confirmado.

Un comprador dijo que tenía $ 520/tc ($ 573.20/tm) “en su bolsillo”, pero que está a la espera de niveles más baratos. Los centros de servicio que compraron material a precios altos y, posteriormente, vieron caer los costos de reemplazo, han estado vendiendo la hoja a niveles bajos, reduciendo sus márgenes.

Las fábricas integradas están generando pérdidas a los precios actuales, pero las miniacerías aún están en negro a pesar de que sus márgenes se están reduciendo. Las expectativas de un mercado doméstico de chatarra más suave en julio podrían ayudar a los márgenes de las fábricas basadas en hornos de arco eléctrico, pero también podrían reflejarse en precios de venta más bajos.

Las siderúrgicas estadounidenses Nucor y Steel Dynamics dijeron que la baja demanda de los centros de servicios tendría un impacto negativo en sus ganancias del segundo trimestre. La siderúrgica australiana BlueScope Steel, que está en proceso de expandir sus 2,1 millones de toneladas anuales (2,3 millones de toneladas anuales) en Delta, Ohio, redujo sus ganancias del segundo trimestre el 18 de junio debido a márgenes más débiles de lo esperado de sus operaciones norteamericanas. Los envíos de laminados planos de los distribuidores disminuyeron en 4.6 por ciento en mayo.

Pero más participantes del mercado creen que el período de reducción de existencias que ha caracterizado la mayor parte de este año está llegando a su fin. Los inventarios son bajos y la demanda real es más resistente de lo que sugiere la caída en la compra aparente. Existe cierta preocupación de que cualquier nuevo deslizamiento en los precios del petróleo por debajo de $ 50 / bl podría afectar la demanda de OCTG, pero el Índice de Facturación Arquitectónica sugiere que la actividad de la construcción podría repuntar.

Con el mantenimiento en varias fábricas y compradores buscando precios en grandes reservaciones, existe la expectativa de que los plazos de entrega podrían avanzar rápidamente y crear un aumento de material comparativo, lo que elevará los precios.

Las conversaciones siguen girando en torno a la necesidad de que haya más producción fuera de línea. Los datos de producción de acero bruto han caído en cuatro de las últimas cinco semanas, según datos del Instituto Americano del Hierro y el Acero (AISI), y la semana pasada fue el primero en un mes en que la producción experimentó un ligero repunte.

Los precios de las importaciones de BLC en Houston se redujeron en $ 40/tc a $ 550/tc ($ 606.27/tm) ddp, ya que continúan luchando para competir con la producción nacional de bajo precio y la continua incertidumbre en los precios en el mercado. Similar a la situación en Europa, los laminadores domésticos están luchando entre sí por las reservas, aunque la incertidumbre sobre la probabilidad de cuotas en Canadá y México no está ayudando a la confianza.

Los precios de las bobinas laminadas en frío (BLF) y de galvanizado por inmersión en caliente (HDG) cayeron a $ 690/tc ($ 760.59/tm), ya que los compradores también buscan un fondo en ese mercado.

El precio de BLF fue evaluado ayer martes en $ 707/tc ($ 779.33/tm) por la agencia Platts

Fuente: Argus / Platts