Generalmente utilizado por su apariencia elegante y estética, el plástico laminado como parte de puertas, ventanas, muros de separación, acabados, cubiertas y otros, es cada vez más común por sus características.

Preferible su uso en baños de corporativos o en cocinas especializadas por su facilidad de limpieza, mantenimiento, resistencia a golpes y humedad, este material se encuentra generalmente en forma lisa y su presentación puede depender de las medidas requeridas por clientes.

En su mayoría cubiertos por acero inoxidable, puede ser formado en su interior por plástico reciclable de PET, lo que en gran parte aporta a la resistencia y facilidad de mantenimiento de dicho material.

Vendido en presentación de láminas de diferentes tamaños, puede servir como recubrimiento para darle aspecto metálico a las paredes con ayuda de algún adhesivo o pegamento que no dañe la parte externa del plástico laminado.

Puede interesarle:

El uso de este material se ha visto en la creación y construcción de muebles y para el uso de Stands Publicitarios por su instalación sencilla, buena presentación y diseño adaptable para la generación de estructuras de diferentes tipos.

El plástico que viene en su interior y que es imperceptible a la vista, es previamente deshecho en pequeñas partículas y comprimido con cierta técnica que de la forma final y esperada, para finalmente ser recubierta por la capa laminada, con textura lisa y visualmente con terminado de acero y metal.

Este material cada vez es más atractivo para el mercado por permitirle al plástico una segunda vida y la reutilización del mismo material, tomando en cuenta que de formarse con plástico reciclado, el material obtendrá las mismas características aunque a menor precio.

Contenido relacionado:   Acero sismoresistente

-En Alambres y Refuerzos nos esforzamos por mantenerlo informado acerca de las tendencias en materiales de construcción. –

Puede interesarle: