Requieren acereras de Latinoamérica reducir costos y posponer inversiones para enfrentar crisis por Coronavirus.

Que debe hacer la industria acerera ante un panorama en que, a causa de la pandemia de Coronavirus, covid-19, se carece de fuerza laboral, materia prima, baja demanda de mercado y además hay restricciones impuestas por la autoridad, cuestionó Paulo Wanick, Jefe de Estrategia de IT-PA, en su participación en el webinario “Is coronavirus disrupting the Steel, Metals, Mining supply chain in South America”, organizado por MM Steel Club.

La situación que se vive actualmente, respondió, obliga a las firmas acereras y allegadas a implementar iniciativas de corto plazo comenzando por revisar su tamaño de planta y huella, con ello se debe también modificar la escala de costos, y posponer inversiones, o gasto en capital.

Adicionalmente, añadió, se debe mantener un riguroso control de efectivo, restringiendo la salida de dinero y agilizando su ingreso.

Lo anterior obliga a mantener el control sobre todo gasto, en un momento en que la demanda se encuentra restringida.

Insistió en la importancia re realizar cambios estructurales, particularmente en materia de costos.

En su participación en el seminario Adriana Carvalho, Managing Editor de S&P, señaló que en la actual desaceleración económica causada por el confinamiento a causa del covid-19, ha impactado severamente las plantas automotrices de Latinoamérica, y que es posible que así continúen en mayo e incluso en junio.

Respecto a las acereras señaló que han sido impactadas entre un 60 a 80% en la región, mientras que los proyectos de construcción se han detenido, y las distribuidoras de acero han reducido su actividad y las ventas se han detenido.

Contenido relacionado:   Expectativas bajistas

Otras afectaciones producidas por la crisis del Coronavirus, dijo, son que la generación de chatarra de acero y su consumo está detenido, y la volatilidad en el tipo de cambió también ha impactado a la industria acerera.

Por lo anterior, las exportaciones e importaciones de productos de acero, y de productos en general, se encuentra en revisión.

Carvalho señaló que los factores citados generan un cambio en la posición de mercado, y elevan el cuestionamiento sobre si hay o no inventarios.

Adelantó que por el momento se espera que concluya gradualmente el paro parcial de actividades en Latinoamérica, comenzando en Ecuador el 3 de mayo, seguido de Colombia, Brasil, Argentina y Perú hacia el día 10, y México y Brasil el 30 de mayo.

Sin embargo, advirtió, estas sólo son fechas probables, pues existe la posibilidad de que se extiendan las fechas de suspensión obligatoria de labores.

Con respecto a la adquisición de materias primas para la industria acerera, como son la de hierro, carbón y chatarra, señaló que al momento son volátiles y especulativas, pues existe presión en materia de costos.

Con relación a México Carvalho señaló que la situación que vive no es diferente a la aquí presentada en términos generales, pero destacó que México enfrenta una fuerte caída en las importaciones de acero, de alrededor de un 20%, y señaló que al momento el comercio se encuentra detenido, pese a que los precios de importación se encuentran a la baja.

Concluyó resumiendo que la actual crisis inició en China, donde se aplicó un paro generalizado de movimiento poblacional en los lugares más afectados, lo que trajo consigo un freno en la actividad industrial, posteriormente la crisis afectó a EUA y Latinoamérica, donde se aplicó una cuarentena, hubo fluctuaciones en los tipos de cambio, y en general se creo una recesión global aguda, pero que se espera que sea de corta duración si no se falla en contener la pandemia, lo que agravaría el confinamiento y provocaría una mayor caída de la actividad económica.

Contenido relacionado:   Afectados por aranceles

Por su parte Jerónimo E. García de Brhahi, Director y Socio de Ambe, dijo que la crisis causada por la pandemia de Coronavirus impactó, desde su inicio en China, y en especial a partir de marzo de este año, las cadenas globales de suministros.

Destacó las desaceleraciones en las ventas de automóviles de pasajeros en tres grandes mercados, China, EUA, y la Unión Europea, UE, y consideró que no habrá una recuperación sino hasta 2021.

Con relación a la estimación de crecimiento de las principales economías de América Latina, dijo que México experimentará en 2020 una caída el 9.1% en su PIB, seguido por Argentina, con 9.0% de baja, Chile, con 6.9%, y Brasil con 6.5%, debido al Covid-19, y añadió que no se observará un crecimiento positivo sino hasta 2021.

Resaltó que la actual crisis, del mismo modo que cualquier otra crisis, puede ser apreciada como un marco de oportunidades para el cambio, el cual señaló debe de comenzar con la gente, comprometiéndola e impulsándola, al mismo tiempo que se transparentan y se hacen visibles las actividades de la empresa, especialmente la relación con los proveedores.

Añadió que es un momento para tener una mayor flexibilidad y revisitar la cadena de suministros. Además. Señaló es preponderante contar siempre con un plan alterno, Plan “B”, que permita a las empresas superar vulnerabilidades.

Concluyó señalando que en esta crisis por Coronavirus es menester mantenerse siempre preparado y actuar con agilidad ante cualquier nuevo reto impuesto por la situación.

Fuente: Reportacero

Puede interesarle: